Primeiro-ministro do Canadá e Ministro da Justiça do Brasil recebem carta sobre Marielle Franco

No último final de semana, na cidade de Montreal, no Canadá, houve mais um ato em homenagem a Marielle Franco e Anderson Gomes, vítimas de brutal assassinato político no Rio de Janeiro durante o mês de março.

O evento, organizado pelo Coletivo Brasil-Montreal, ocorreu na Place des Arts e contou com a presença do deputado Alexandre Boulerice, do Noveau Parti Demócratique (NPD), que falou e depositou apoio integral ao movimento. O partido Québec Solidaire (QS) também enviou seus próprios representantes, e vários representantes da sociedade civil organizada compareceram ao ato.

Uma das organizadoras, a brasileira Alessandra Devulsky, docente do departamento de Ciências Jurídicas da Universitè du Québec à Montréal (UQAM), contou em texto sobre a experiência:

“Em uma tarde de abraços longos e gestos generosos vindos de toda as partes, nos reunimos hoje na Place des arts para pedir JUSTIÇA por Marielle Franco, Anderson Gomes e todos aqueles que tombam diante da força bruta da ignorância, da opressão e do preconceito.
 
Éramos brasileirxs, filhxs de brasileirxs e canadenses, canadenses, quebequenses, deputados, estudantes, militantes de organizações comunitárias, jornalistas, artistas todxs reunidos para marcar esse primeiro mês sem Marielle e Anderson.
 
A onda de afeto e de calor humano foi o que tornou possível suportar o frio tão intenso desta primavera canadense, anunciando que para cada luta por sobrivência, há uma possiblidade de renascimento até sob as condições mais limítrofes para a vida.
 
Marielle sabia que suas origens cunhavam quem ela era, e pelo o que ela lutava, mas não podiam jamais limitar seus sonhos e sua busca por justiça. Nos resta seguir o seu exemplo de luta e resistência, e garantir que mais nenhum(a) de nós tombe no meio do caminho.
 
Neste registro, há atrás de todos nós uma foto de Leonard Cohen e de uma de suas frases prediletas: uma brecha em todas as coisas. Talvez seja uma outra forma de traduzir aquilo que Marielle dizia sobre o seu afinco em “abalar as estruturas”, que ela acreditava ser o papel de mulheres negras e de todos aqueles que enxergam no mundo aqueles que sofrem.
 
Que sejamos todas brechas, fissuras nessas estruturas velhas e carcomidas que insistem em levar violentamente os nossos, para que possamos construir juntxs um lugar no qual todxs tenham, de verdade, direito à vida e à liberdade, para serem quem são e fazerem o que precisa ser feito.
Continuaremos cobrando. Quem mandou matar Marielle e Anderson?
Não esqueceremos de Marielle e Anderson. Queremos justiça.
#MariellePresente #AndersonPresente
Além do ato, o Coletivo Brasil-Montreal elaborou uma carta expressando preocupação com o assassinato político de Marielle e cobrando do governo brasileiro investigações independentes. O documento foi enviado a autoridades canadenses e brasileiras, entre elas o Primeiro-ministro do Canadá Justin Trudeau e o Ministro da Justiça do Brasil, Torquato Jardim.A carta foi assinada por diversas organizações. Todos os signatários podem ser conferidos neste endereço.

Leia abaixo a íntegra da carta em espanhol:

Nosotros, de organizaciones canadienses e internacional que adherimos a esta carta, queremos expresarle por la presente, nuestra profunda preocupación ante el asesinato político de Marielle Franco, consejera municipal brasileña y defensora de los derechos humanos. Le escribimos para pedirle que interpele al gobierno brasileño para que se haga una investigación independiente para garantizar la identificación y de los que ordenaron y cometieron el asesinato de Marielle Franco.

Los hechos

Marielle Franco, una mujer negra nacida y crecida en las favelas de Río de Janeiro, fue la quinta candidata en haber recibido más votos como consejera municipal para el partido Socialismo y Libertad-PSOL en Rio. Fue asesinada unos días después de haber denunciado los abusos de la policía militar durante unas operaciones violentas en la favela de Acari. Marielle Franco era un símbolo de la lucha de las mujeres negras brasileñas. Era reconocida por sus denuncias de las violaciones a los derechos humanos, particularmente en contra de los jóvenes negros, las mujeres y las personas LGBTQI, así como de los abusos cometidos por los agentes policiales y las ejecuciones extrajudiciales. Todo indica que su muerte fue un ejecución política. Fue asesinada por cuatro balas recibidas a la cabeza, en pleno centro de Río de Janeiro, murió también el chofer del auto en el cual estaba Marielle. Su muerte ocurre tres días después que haya denunciado, en un mensaje twitter, la muerte de dos jóvenes durante un operativo policial en la comunidad de Acari. En ese mensaje, acusaba directamente al batallón 41 de la policía militar de Río de Janeiro de aterrorizar y violentar los derechos de los y las habitantes de la favela Acari. Las cifras son alarmantes: en 2016, una Comisión parlamentaria del Senado brasileño constató que a cada 23 minutos, un joven negro es asesinado en Brasil, el equivalente a 63 por día. Entre 2005 y 2014, 8466 personas fueron asesinadas por agentes de la policía en el estado de Río de Janeiro.

La muerte de Marielle Franco se da en el contexto de la adopción de un decreto por el presidente Michel Temer, el pasado 16 de febrero, en el cual autoriza la intervención militar en las favelas de Rio de Janeiro, a pocos meses de las próximas elecciones presidenciales. Marielle Franco había sido designada como relatora del Comité especial de la Asamblea municipal de la ciudad encargado de investigar acerca de esta intervención, que fue denunciada por Amnistía Internacional.

Contexto nacional

En 2016, el gobierno actual de Brasil, por medio de recortes de presupuesto y debilitamiento de las infraestructuras, inició un proceso de desmantelamiento del antiguo Ministerio de derechos humanos y del Programa de protección de personas defensoras de derechos humanos. De las zonas rurales a las zonas urbanas, el Estado brasileño ha sistemáticamente fracasado en defender esas personas. Además, se estima que cada 25 minutos, una persona LGBTQI fallece de una muerte violenta. Es también importante mencionar que son particularmente las mujeres quienes son víctimas de situaciones de violencia ligadas a su activismo, lo que Amnistía Internacional describe como una doble discriminación.

En América Latina, Brasil es el país con más asesinatos de activistas sociales, se registran más de 50 asesinatos de ese tipo sólo en el año 2015. Los datos compilados por la ONG Front Line Defenders sobre Brasil demuestran que hay un aumento de la violencia y de la participación de las fuerzas de seguridad del Estado en esta. El modo de operar de la ejecución de Marielle Franco es similar a otros crímenes cometidos por la policía militar brasileña. Se puede mencionar el caso de las mujeres de la agrupación Madres de Acari, donde algunas de las mujeres fueron asesinadas o raptadas por haber denunciado los crímenes de la policía. Por lo tanto, la presión internacional en cuanto al caso de Marielle Franco es importante, considerando que la institución misma es sospechada de estar implicada en el crimen, lo que dificulta la realización de una investigación imparcial. También queremos mencionar nuestra preocupación creciente ante el proyecto de ley 9.604/2018 que pretende aplicar la calificación de grupos terroristas a movimientos sociales brasileños, lo que justifica la criminalización y la persecución institucionales de las personas defensoras de derechos humanos.

Estamos preocupados de las amenazas a los activistas en Brasil y queremos destacar la situación de vulnerabilidad de personas como Marielle que denuncian la represión del Estado. La integridad de Taliria Petrone, también miembro del consejo municipal del PSOL, como Marielle, está en este momento amenazada por la ejecución de su colega. Con un perfil similar a Marielle Franco, Taliria Petrone, mujer, negra, feminista y defensora de la comunidad LGBTQI fue blanco de una alerta a la bomba el año pasado.

Considerando estos antecedentes y el hecho que el gobierno canadiense pretende priorizar los derechos humanos y la democracia, esperemos que usará de la influencia que tiene sobre sus aliados en el gobierno brasileño, por el medio de sus numerosos acuerdos comerciales. Le pedimos entonces a Canadá que interpele al gobierno brasileño en relación a los siguientes puntos:

Que una comisión de investigación independiente sea creada, formada de personas expertas a nivel nacional e internacional sobre asuntos de derechos humanos y sobre la violencia policial en Rio de Janeiro, con la misión de investigar el asesinato de Marielle Franco, con la colaboración de las autoridades nacionales, judiciales y policiales y con la presencia de observadores internacionales.

Que Canadá denuncie la intervención federal militar decretada por el presidente Michel Temer, como lo hizo Amnistía Internacional, y que exija que su homologo brasileño respete los derechos humanos.

Considerando el clima de represión policial y militar, que Canadá se mantenga atento durante las próximas elecciones en Brasil, para que se haga un proceso electoral respetuoso de los derechos humanos y de la libre-expresión.

Le agradecemos la atención que dará a estas demandas,

Atentamente,

Firmantes

Coletivo Brasil-Montréal

Comité pour les droits humains en Amérique latine-CDHAL“. 

 

Deixe uma resposta